El Puerto de Santa María es una ciudad situada en la Bahía de Cádiz, al sur de la península ibérica, en la desembocadura del río Guadalete. Cuenta con un patrimonio histórico importante, fruto del paso de distintas civilizaciones a lo largo de los años. Una ciudad con historia, playas, con buena gastronomía y vinos…

Según la leyenda, la ciudad fue fundada por Menesteo, rey ateniense que participó en la guerra de Troya. Cuando terminó la guerra y volvía a casa, le habían asaltado su trono y tuvo que emigrar. Navegando sin ningún destino fue a parar justo a la desembocadura del río Guadalete y fundó la ciudad, Puerto de Menesteo.

Una de las cosas más atractivas que hay en El Puerto de Santa María son sus playas, de arena fina color oro que invitan al baño y al descanso. Destacan las playas de Valdelagrana (imagen de arriba, con espectaculares vistas directas a la ciudad de Cádiz), La Puntilla, El Aculadero, La Muralla y La Calita entre otras.

El Puerto está cerca de muchos lugares de interés de su provincia. A unos 20 minutos en coche de Cádiz y Jerez de la Frontera y a unos 25 min. de Sánlucar de Barrameda, Rota y Chipiona.

El Puerto de Santa María es conocido como La Ciudad de los Cien Palacios, producto de la actividad comercial con el Nuevo Mundo o Indias en los siglos XVII y XVIII, cuando se levantaron en la localidad auténticas casas-palacios adaptados a las necesidades de los grandes comerciantes que también recibían el nombre de Cargadores de Indias, que fueron mercaderes enriquecidos por ese trasiego comercial constante entre España y América.

Con un estilo que se exportó a muchas de las ciudades coloniales americanas, sobresalen estas casonas de grandes patios porticados, preparadas para almacén de materiales y, en las plantas de arriba, para uso y disfrute de los acaudalados mercantes. Nosotros tuvimos la suerte de visitar el Palacio de Araníbar.

Palacio de Araníbar

El Palacio de Araníbar, del siglo XVII conserva un extraordinario artesonado de origen mudéjar y formas geométricas. Cuenta con tres plantas, centrando la atención visual en el acceso principal al edificio y en su balcón del primer piso bajo escudo familiar. Es uno de los mejores ejemplos de casas de Cargadores a Indias de la ciudad. Antes el edificio estaba ocupado por los Juzgados locales, actualmente acoge la Oficina Municipal de Turismo.

El interior sigue el esquema nobiliario, patio central, escalinata y galería superior. Este palacio era del capitán Juan de Araníbar Alberro, natural de San Sebastián y de origen navarro, que llegó a El Puerto de Santa María como caballerizo del Duque de Medinaceli. Fue uno de los más destacados comerciantes y regidor de la ciudad.

Hoy este patio, bien cuidado y adornado con macetas y plantas, es visitable, al igual que algunas otras dependencias del palacio. De planta prácticamente cuadrada, está formado por galerías de arcos de medio punto realizados en piedra tallada que se apoyan sobre columnas de mármol de estilo toscano. Se halla en un lugar emblemático, delante de la entrada principal del Castillo medieval de San Marcos.

Castillo de San Marcos

El Castillo de San Marcos es una iglesia fortaleza del siglo XII, mandada a construir por Alfonso X El Sabio en honor de la Virgen tras la toma de la ciudad. Está edificado sobre los restos de una mezquita árabe.

A pesar de su antigüedad (800 años) el castillo se mantiene en perfecto estado de conservación. En pleno corazón del Puerto de Santa María, es el monumento más representativo de la ciudad, que con la silueta inconfundible de sus almenas y torres forman una preciosa imagen monumental.

Alfonso X El Sabio respetó parte de su estructura original dejando intacto el mihrab (torre de los rezos musulmanes) que se encuentra en dirección a La Meca. Este castillo que antes daba al río y desde el que se vigilaban los cargueros a Indias, fue uno de los bastiones de los Duques de Medinaceli. Por esta iglesia-fortaleza pasaron, entre otros, Cristobal Colón y Juan de la Cosa.

El Castillo de San Marcos fue declarado Bien de Interés Cultural en 1920, en su interior atesora la imagen de la Virgen de Santa María del Puerto, que dio nombre a la ciudad. La planta es rectangular, tiene ocho torres y el estilo predominante es el gótico. Puede visitarse aunque es de propiedad privada, ya que pertenece a las Bodegas Caballero, una antiquísima bodega cuyo origen se remonta al 1830 y que se encuentra anexa al castillo.

Busto de Alfonso X El Sabio

Junto a las murallas del castillo, hay un busto del rey cristiano Alfonso X el Sabio que reconquistó El Puerto de Santa María a los musulmanes en el año 1260. Este personaje histórico tiene además relevancia por un hecho fundamental en 1281, que fue el de otorgarle carta fundacional a la ciudad. El busto en bronce tienen una placa rememorando estos hechos y el escudo heráldico en un lateral.

Iglesia Mayor Prioral

Cerca del castillo, nuestra siguiente parada es la Iglesia Mayor Prioral. Se trata de una basílica menor ubicada en la plaza de España. En su exterior, se encuentra una pequeña torre en el cual se encuentra un reloj. Dedicada a la Virgen de los Milagros, patrona de la ciudad, es un edificio construido en el siglo XV, con modificaciones posteriores. Dado que su construcción duró varios siglos, la iglesia cuenta con elementos de gótico tardío, barrocos y neoclásicos.

Pero la joya de la Iglesia Mayor Prioral es la fachada barroca realizada con piedra arenisca. Plagada de detalles, merece la pena detenerse a contemplarla el tiempo que haga falta.

Como la mayoría de los edificios de la zona y la propia Catedral de Sevilla, la iglesia está construida con piedra arenisca procedente de las canteras de la Sierra de San Cristóbal, de la que se abastecieron muchas obras portuenses.

Fuente de las Galeras

En El Puerto de Santa María, invernaban las Galeras Reales desde el siglo XVI. En 1735 se construye esta fuente bajo el reinado de Felipe V por obra del maestro mayor don Bartolomé de Mendiola con el fin de proveer de agua a la flota y de adornar la ciudad, que había pasado a la Corona en 1729. Se ubica junto al río Guadalete, presidiendo la plaza de las Galeras.

Se halla en el muelle del que partían los barcos y donde, actualmente, lo que está es el muelle del Vaporcito. La fuente tiene seis chorros por los que mana constantemente agua. El remate es de piedra, en el centro aparece el escudo real flanqueado por dos leones y rematada por jarrones.

La Cristalera

La Cristalera es un pub con terraza muy pintoresco y recomendable para estar tomando algo un buen rato, ya que por su ubicación tiene unas vistas impresionantes de la desembocadura del río Guadalete. 

Estéticamente es un lugar precioso, con bancos y mesas de maderas, numerosas plantas, un lugar ideal para deleitarse con las bonitas vistas de los barquitos por el río. A nosotros nos gustó mucho y nos relajamos un buen rato en este lugar.

Río Guadalete

El río Guadalete nace al norte de la Sierra de Grazalema y desemboca en El Puerto de Santa María, después de atravesar otros núcleos urbanos importantes como Arcos de la Frontera y Jerez. Con sus 172 km. de longitud, el Guadalete es el río más importante de la provincia de Cádiz.

Estatua dedicada a los marineros

El Puerto de Santa María ha sido desde siempre cuna de marineros, de hecho en esta ciudad el navegante Juan de la Cosa dibujo en el año 1500 el primer mapa mundi, por lo cual no es extraño que se haga un monumento en homenaje a la figura de marinero en general. Se representa con una figura en bronce sujetando las redes y unos peces a sus pies. Está situado a orillas del río Guadalete.

Playa de Valdelagrana

La playa de Valdelagrana está situada entre la desembocadura del río Guadalete y la playa de Levante, junto a la urbanización de Valdelagrana. Recibe gran turismo de las localidades de la bahía, especialmente del municipio vecino de Jerez de la Frontera debido a su cercanía. En pleno octubre, a casi 30 grados, nos estuvimos bañando.

Es especialmente apta y muy apreciada para diferentes deportes acuáticos como son el surf, el windsurf, el kitesurf, el piragüismo y la vela. La orientación de la costa frente a los vientos de levante, las aguas en calma y la ausencia de elementos en medio del mar, generan condiciones muy favorables para la práctica de estos deportes. Paralelo a la costa cuenta con un paseo marítimo que la recorre, llena de famosos bares y restaurantes.

Es una playa enorme sobre todo por la anchura (73 metros), sin despreciar su longitud, ya que excede los 2 km urbanizados, a los que hay que sumar varios kilómetros anexos del Parque Natural Los Toruños, todo un ecosistema de salinas, bañado por aguas del río San Pedro. Un playa ideal donde relajarse y pasarlo bien.

Playa de Santa Catalina

Otra de las playas que visitamos en nuestro recorrido por El Puerto de Santa María, es la playa de Santa Catalina. Es de las más conocidas debido a sus 3 km de extensión y su arena blanca y fina. Al ser una bahía está protegida de corrientes, lo que también la hace idónea para el baño.

Tiene muy buenos accesos y aparcamientos, además de duchas, puesto de salvamento y chiringuitos en verano. Durante todo el año se pueden practicar deportes de agua como windsurf, kayak o stand up paddle. Al igual que Valdelagrana, tiene buenas vistas a la ciudad de Cádiz, situada al otro lado de la bahía.

Forma el trozo de bahía comprendida entre Puerto Sherry y la base naval de Rota, y en ella están ubicadas las urbanizaciones de Vistahermosa, El Buzo, El águila, Las Redes, El Ancla, El Manantial y Fuentebravía. Esta playa también se conoce por el nombre de sus urbanizaciones, aunque el oficial es Santa Catalina.

Playa del Aculadero

 

El Aculadero también llamada de “La colorá“, se encuentra entre la playa de la Puntilla y Puerto Sherry. Desde lo alto de esta playa, pudimos admirar el océano Atlántico y la bahía, con la urbanización de Valdelagrana a la izquierda y la ciudad de Cádiz a la derecha.

De arenas finas de color dorado, la playa del Aculadero es la más pequeña de la ciudad. Su longitud es de 800 metros y la anchura media de 14. Se ha encontrado material prehistórico del Paleolítico Inferior Arcaico que puede ser visitado en el museo Municipal.

Puerto Sherry

Puerto Sherry es uno de los mejores puerto deportivo de Europa, ubicado en plena Bahía de Cádiz, en El Puerto de Santa María y cercano al paso del Estrecho de Gibraltar. Cuenta con 842 amarres y todos los servicios que cualquier navegante necesita. Emplazado dentro del complejo náutico y de ocio de Puerto Sherry, la marina cuenta con varios restaurantes, un mercadillo, tiendas con marcas de moda, bares, cafeterías y discotecas, lo que permite compaginar las actividades náuticas y las de ocio en El Puerto de Santa María.

Hotel Puerto Sherry, El Puerto de Santa María