Orgaña u ​Orgañá (en catalán Organyà) es un municipio pirenaico de Cataluña, perteneciente a la provincia de Lérida, y se halla en la comarca del Alto Urgel, a unos 558 metros de altitud. Por su término municipal transcurre el río Segre. Cuenta con algo más de 900 habitantes y se encuentra situado a 40 km de Andorra.

Descubrir este pueblo del Pirineo catalán, fue muy sorprendente para nosotros. Kilómetros de campiña, vacas y caballos pastando, el río Segre y espectaculares montañas al fondo, se presentaban antes nuestros ojos desde la terraza de “La Cabaña“: el pintoresco hotelito donde nos alojamos.

Con la llegada del frío y las nieves, el Pirineo catalán saca a relucir varios pueblecitos como Orgañá, que parecen de cuento por sus caminos y sus casas de piedra. Con los primeros copos estos municipios adquieren un color diferente, que nos trae a la mente paz y tranquilidad.

Orgaña es de sobra conocido por los amantes de la historia y la literatura, gracias a las Homilías de Organyà, los documentos literarios más antiguos escritos en lengua catalana. Pero esconde muchos más tesoros, tanto a nivel cultural, como natural.

Este bonito pueblo de montaña, cuenta con calles estrechas, casas de piedra y balcones de maderas llenos de flores. Un lugar donde encuentras la tranquilidad y la paz que todos buscamos. En la imagen de arriba, vemos Orgaña con la montaña de Santa Fe al fondo, donde su puede hacer una ruta andando de 2 horas hasta la ermita de Santa Fe, situada en lo alto de esta montaña, donde las vistas desde arriba son impresionantes…

Aparte de la ruta de Santa Fe, el entorno de Orgaña ofrece magníficas oportunidades para practicar diversas actividades como pueden ser: la ruta de los Dólmenes, caminar a pie al lado del río Segre o el pantano de Oliana, bañarse en verano en ríos de agua clara o pasar una fantástica tarde de picnic en las cascadas del río Fontanet. Además, para los más atrevidos se puede practicar parapente desde la montaña del Cogulló, canoa, descenso de barrancos, trekking acuático, etc.

Iglesia colegiata de Santa María

La Iglesia colegiata de Santa María de Orgaña de estilo románico, fue documentada por primera vez el año 993. Declarada Bien de Interés Cultural desde el año 2006, los elementos que más destacan son la fachada principal con la puerta de acceso, el ojo de buey, la galería de arcadas superior y el campanario de planta rectangular.

Compuesto por tres naves, Santa María de Orgaña es conocida especialmente por haber sido el lugar donde se encontró el texto de las Homilías de Organyà, que como dijimos anteriormente, son consideradas uno de los documentos literarios más antiguos escritos en lengua catalana.

Montaña de Santa Fe

Uno de los rincones más queridos por los habitantes de este pueblo es la montaña o peñón de Santa Fe. Cuenta con 1.207 metros de altura y en la cima se encuentra la ermita de Santa Fe, que forma parte del Inventario del Patrimonio Arquitectónico de Cataluña. Es de nave única con cubierta de bóveda de cañón. El templo fue ampliado en 1880.

Al pie de la montaña de Santa Fe, nos encontramos con este magnífico caballo. Lo vimos desde el balcón de nuestro hotel junto con otros ejemplares y no pudimos dejar de bajar a la campiña para saludarlos y fotografiarlos…

Éste en concreto era increíblemente amigable y se mostraba muy curioso y atento a cuanto hacíamos.

Río Segre

El río Segre cuenta con 265 km de longitud y es uno de los principales afluentes del río Ebro. Nace en la vertiente norte del pico del Segre, en el Pirineo francés, en el municipio de Llo, Alta Cerdaña, Francia. Entra en España por Cataluña y pasa por varias localidades de Gerona y Lérida antes de unirse al río Ebro, en la localidad aragonesa de Mequinenza.

Nosotros elegimos este lugar para disfrutar de la naturaleza y el entorno y no nos decepcionó. Un lugar ideal para descansar, donde se respira tranquilidad y sirve para desconectar de la grandes urbes.

Mirador Roc del Quer: Los Pirineos a vista de pájaro

Porté Puymorens: Una joya de la Cerdaña francesa