En el día de hoy, haremos una fantástica excursión desde el Nacimiento hasta las Cascadas del Huéznar, pasando un pequeño trayecto por la Vía Verde, para terminar nuevamente en el pueblo de San Nicolás del Puerto. Es un recorrido fácil e ideal para dar un paseo relajado en un bello entorno natural.

Las Cascadas del Huéznar forman un Monumento Natural en una pequeña zona de la Rivera del Huéznar, dentro del Parque Natural de la Sierra Norte de Sevilla. Las cascadas son preciosas con aguas limpias y cristalinas. Llevamos a nuestra galga (Amor) y todos nos lo pasamos genial. Hay restaurantes, merenderos y barbacoas de piedra por si quieres usarlas. Hacía calor ese día y pudimos estar todo el día junto al agua y paseando por la Vía Verde que va junto al río. Puedes alquilar bicis y conocer todos los rincones. Al final nos gustó tanto que pensamos volver de nuevo seguro. Fueron unos días inolvidables en la Sierra Norte…

Para los que prefieran ir directamente a las Cascadas del Huéznar, existen varios parkings para dejar el coche junto al restaurante El Martinete, lugar donde comienza un sendero que va ascendiendo por el cauce del río hasta las cascadas. El recorrido de éste sendero es circular por lo que finaliza de nuevo en el restaurante en unos 25 minutos. Nosotros lo hicimos desde el Área Recreativa Nacimiento del Huéznar. Nos dirigimos a las cascadas aparcando el vehículo justo antes de entrar al merendero y seguimos el sendero hasta finalizar en el merendero de al lado del restaurante El Martinete. Desde allí nos dirigimos andando hasta San Nicolás del Puerto y seguimos hasta el Nacimiento del Huéznar.

Área Recreativa Nacimiento del Huéznar

En la parte alta del pueblo de San Nicolás del Puerto, justo detrás del colegio San Diego, se encuentra el Área  Recreativa del Nacimiento del Huéznar, donde aparcamos el coche. Se trata de una hermosa zona en la que lo primero que te encontrarás es un paseo rodeado de enormes árboles como olmos, chopos y alisos, y pasarelas de maderas con barandillas, puentes… formando una estampa de especial belleza. También hay una zona de merenderos con un pequeño bar.

Justo al lado del merendero un coqueto puente de madera da acceso al pequeño estanque donde se encuentra el Nacimiento del río Huéznar, un lugar donde las burbujas emanan del fondo creando un espectáculo único.

Es curioso de ver como brota el agua del estanque donde está el Nacimiento. Depende de la época del año tendrá más o menos actividad.

El Nacimiento del Huéznar es un manantial de agua constante, uno de los más caudalosos de Sevilla. El agua aflora a la superficie gracias a una fractura del terreno y su caudal ronda desde los 150 litros por segundo hasta los 500 litros en temporada de lluvias. El nacimiento del río se encuentra señalizado por un cartel.

La zona, además de para realizar senderismo o pícnic en los merenderos habilitados para ello, es utilizada por parejas de recién casados para hacer las fotografías de boda. Desde luego las fotos que se pueden tomar son espectaculares. 

Curioso Nacimiento, sorprende cómo nace el río brotando burbujas del subsuelo y llevando el agua a la superficie donde empieza a correr río abajo. Hay un ciclo bar al lado con varios modelos de bicis y gran variedad de tapas. Además, como ya hemos comentado, hay un sitio de merendero con barbacoas de piedra. Buen comienzo de la Vía Verde desde este punto.

Vía Verde

Tras nuestra visita al Nacimiento del Huéznar nos dirigimos hacia las cascadas de dicho río, dando un agradable paseo por la Vía Verde entre cultivos y prados.

La Vía Verde de la Sierra Norte de Sevilla es un antiguo ramal ferroviario que unía la línea Zafra-Sevilla con las minas del Cerro del Hierro, por el que se transportaba el mineral extraído. Acondicionada desde hace varias años para las bicicletas y los peatones, tiene un total de 19,44 kilómetros desde la isla Margarita hasta el Cerro del Hierro. Pasa a través de la Ribera del Huéznar y por los términos municipales de San Nicolás del Puerto, Constantina y Cazalla de la Sierra.

Poco a poco vamos dejando atrás el Nacimiento y San Nicolás del Puerto y nos vamos acercando a las cascadas, situadas a 2 km. del pueblo.

Para llegar a las cascadas desde el Nacimiento del río Huéznar, debeís seguir el cauce hasta que os encontréis un cartel que indica la Vía Verde, la seguís y llegaréis hasta el túnel y la casa en ruinas que veis en la imagen de arriba. Justo antes del túnel y pasando la casa giráis a la derecha por un camino y seguís para abajo donde os llevará nuevamente al río.

Lo siguiente será andar por un sendero estrecho que va pegado a una valla con el río abajo. Ese es el que tenéis que seguir para ver las Cascadas del Huéznar.

Río Huéznar

El río Huéznar, también llamado río Huesna o Rivera del Huéznar, es un afluente del Guadalquivir, que tiene una longitud de 65 kilómetros. Nace San Nicolás del Puerto y desemboca en el río Guadalquivir en las proximidades de Villanueva del Río y Minas. A lo largo de su curso pasa por Cazalla de la Sierra, Constantina y El Pedroso.​ Unos 2 km corriente abajo desde el Nacimiento, forma el Monumento Natural Cascadas del Huéznar.

Cascadas del Huéznar

Las Cascadas del Huéznar son un conjunto de pozas y saltos de agua a distintos niveles, también llamados “Las Chorreras” que surgen al caer las aguas del río Huéznar sobre peculiares formaciones de rocas calizas conocidas como travertinos. Todo rodeado de un espeso bosque de galería formado por olmos, fresnos, sauces, alisos…

Las Cascadas del Huéznar es un espectáculo tan fascinante y con una belleza tan singular y única, que han sido declaradas Monumento Natural por la Junta de Andalucía desde el 2001, protegiendo el lugar y mejorando su conservación.

Recomendamos ir con calzado cómodo y a poder ser que se pueda mojar y que no resbale, ya que hay muchas zonas con agua y verdín. Nosotros íbamos bien equipados con unos botines, que nos vinieron genial para pasar a la zona de la cascada donde hay unas rocas y se pueden hacer fotos muy bonitas.

Por el camino descubrimos 2 cascada más pequeñas situadas a unos metros más abajo que la principal. La encontramos gracias a unas chicas que estaban bañándose y al escucharlas fuimos a mirar picados por la curiosidad. También tiene su encanto y suele estar mas tranquila, ideal para poder darse un chapuzón y hacer fotos.

Las Cascadas del Huéznar se encuentran ubicadas a unos 25 km de Cazalla de la Sierra que era donde estábamos alojados, por lo que en apenas en 30 minutos llegamos a estas bellas formaciones. Desde Sevilla capital se encuentran a unos 100 kilómetros de distancia.

Nada mejor que salir del ritmo la gran ciudad y encontrar las Cascadas del Huéznar en San Nicolás del Puerto. Ideal para echar un día o más en cualquier época del año. Pura belleza natural…

Paraje paradisíaco. Recorrimos todas las cascadas y anduvimos toda la zona. Paisajes con muchísimo encanto que nos dejaba a cada paso con la boca abierta. ¡Maravilloso!.

A nuestra galga Amor también le encantó el sendero, andar entre la exuberante vegetación, correr por los caminos de tierra y chapotear en las aguas del río Huéznar.

Cascadas y riachuelo pegados a San Nicolás del Puerto, es un lugar con encanto para visitar en todas las épocas del año y sobre todo en primavera cuando baja con abundante agua.

Te quedarás sorprendido con el entorno, el clima y la belleza de las cascadas. Lugar muy recomendable. Un baño allí te transporta a un jacuzzi en un hotel de lujo al aire libre. Eso sí, el agua esá fría y el baño prohibido, aunque cuando fuimos el calor apretaba y la mayoría de las personas se bañaban.

El tramo donde se encuentra las Cascadas del Huéznar es muy pequeño pero posee una extraordinaria belleza. Las cascadas constituyen un ejemplo de travertino de río, en los que las aguas ricas en carbonato de calcio van produciendo depósitos de este mineral que recubren las paredes y el final de la cascada, creando formas de toboganes y cortinas de roca.

Entre pozas y saltos de agua, éste es uno de los lugares obligados a conocer cuando se visita la Sierra Norte de Sevilla. El río Rivera del Huéznar, que tiene su origen en el municipio de San Nicolás del Puerto en el paraje conocido como “El Venero“, nos adentra en un bosque de galería que acompaña al cauce del río, sus pozas y chorreras. El sendero es corto y no presenta dificultad si no ha llovido y el terreno está seco.

Un plan perfecto para conocer un paraje único. Aquí comienzan la sucesión de pozas y cascadas, cada cual más espectacular que la anterior. Naturaleza pura y magníficas fotos. El Nacimiento del río y sus cascadas merece la pena visitarlo. Verdaderamente nos impresionaron.

San Nicolás del Puerto: El paraíso verde de Sevilla

Cerro del Hierro: Un lugar sacado de otro planeta

Alanís: Pintoresco pueblo de la Sierra Norte de Sevilla

Cazalla de la Sierra: Encantador pueblo enclavado en plena Sierra Morena

Constantina: Corazón de la Sierra Norte de Sevilla