Nabilah es un exclusivo Beach Club situado en el municipio italiano de Bacoli, en una preciosa playa de arena fina. Tuve la suerte de asistir a una bonita fiesta al atardecer invitada por mi buena amiga Ana Rosa. Nada más entrar nos quedamos con la boca abierta cuando nuestros ojos divisaron el rincón verde de los Campos Flégreos que se refleja en el Mediterráneo.

La elegancia y la belleza del lugar sin duda marcan la diferencia, pero eso no es todo. Todo allí respira glamour, esto significa que desde antes de entrar se percibe lo que no se ve: el cuidado con el que está recreada la atmósfera hacer percibir el mimo con que reciben a los clientes tanto parejas, en reunión o individualmente. Esto hace que tu visita a este bonito lugar sea única.

Asistir a una de las fiestas de día es una experiencia para vivir al menos una vez en la vida. Nosotros podemos recordarlo como un día increíblemente fascinante. Y es que Nabilah, encierra elegancia y glamour y una cita única con bellos paisajes y el mar de fondo. Un evento lleno de estilo y encanto, único por el encuentro entre la playa, las piscinas, las áreas reservadas, el césped y los jardines. ¡No tiene nada que envidiarle a las Bermudas o a las Bahamas!. Desde luego un lugar imposible de olvidar.

Bacoli es un municipio italiano localizado en la costa occidental del Golfo de Pozzuoli, en la Ciudad metropolitana de Nápoles, región de Campania. Limita con los municipios de Monte di Procida y Pozzuoli. Fue sede de numerosa villas patricias. Entre los personajes famosos que tuvieron una villa en Bacoli están: el orador Hortensio, Cicerón, Agripina y su hijo Nerón. En una colina próxima había un gran depósito subterráneo de agua probablemente para abastecer a la flota de Miseno, al que hoy se llama la Piscina mirabilis. En tiempos de Teodosio aún era un lugar de ricas villas romanas, pero después ya no se menciona más y quedó unida a Bayas.

 

Siguiendo hablando del Nabilah Beach Club, todo allí se denomina Premium, este término se refiere no solo a la vajilla o a las copas de cristal o los productos de alta gama que utilizan, sino que se extrapola a toda la decoración como muebles, complementos decorativos, etc. Tanto es así que en todos los espacios se respira una atmósfera de bienvenida hospitalidad. Dando un gran valor a la experiencia que ofrecen a sus huéspedes, en términos de calidad y atención al cliente.

Aquí pudimos disfrutar de una maravillosa puesta de sol. El Nabilah Beach Club, además de ser un lugar donde disfrutar de una deliciosa comida, una copa, una fiesta: de ocio, de cumpleaños o de compromiso, es un lugar idóneo para una reunión de negocios. En Nabilah se han celebrado eventos tan emblemáticos como como: La fiesta por el 70 aniversario de la fundación de Porsche, el adelanto nacional del perfume “Fun” de Fendi , la parada exclusiva de Vogue Eyewear con Enzo Miccio y las fiestas oficiales de Coral Bvlgari y Dior: cada año Nabilah es el escenario que alberga los diamantes más preciosos del mundo empresarial. Entre otros…

Como ya hemos comentado este hermoso lugar es un escenario ideal para cualquier evento, entre ellos una fiesta de cumpleaños. Este exclusivo entorno ofrece una perspectiva diferente de diversión. No hay fiestas comunes en Nabilah: cada evento es un momento exclusivo, concebido y creado para garantizar sensaciones únicas en compañía de personas que ocupan un lugar destacado en sus vidas.

Y si quieres una propuesta romántica junto al mar en un lugar exclusivo, Nabilah es el secreto para hacer un momento único verdaderamente imborrable. No solo para bodas sino que también para pedidas de mano, almuerzos o cenas en pareja. En estos eventos las olas se convierten en una banda sonora romántica, la playa una alfombra suave en la que dar un paseo que harán las delicias de los enamorados.

Champán, fruta fresca combinada con Prosecco, esquisita comida, dos piscinas, estacionamiento, áreas de relajación chillout y un escenario de película. Un ambiente refinado y elegante y el impresionante escenario con el mar de fondo hicieron que nuestra visita al Nabilah Beach Club fuera un oasis de placer inolvidable. Desde casi todos los ángulos puedes divisar una playa de arena fina, equipada con todas las comodidades, frente a un promontorio que alberga los restos de lo que fue una maravillosa villa romana. Nos lo pasamos genial. Sin duda recomendable.

Nápoles: Esencia italiana a los pies del Vesubio