Uno de los espectáculos más fascinantes que te puede ofrecer la naturaleza en Lanzarote son los Hervideros. Se trata de uno de los lugares más salvaje de la isla que sin duda merecen una visita y donde podrás disfrutar de unos de los miradores más bellos al océano Atlántico.

La escarpada costa volcánica de los Hervideros son el resultado del rápido enfriamiento de la lava procedente de Timanfaya en contacto con las frías aguas del Atlántico en esta zona de Lanzarote. Verdaderamente impresionante es ver el espectáculo del embestir del oleaje en las rocas. Eso sí… absténganse de colocarse donde yo me encuentro los que padezcáis de vértigo…

La continua erosión provocada por el bravo oleaje que golpea el acantilado, ha creado múltiples cavidades por donde corre el agua, creando abundantes cuevas submarinas que la escupen hacia arriba. El agua, al salir expulsada de las cavidades sale bastante espumosa y originando un gran ruido. Estas erupciones dan nombre a los Hervideros, ya que parece que el agua al golpear con la tierra salga hirviendo.

La zona de los Hervideros se encuentran muy cerca del pequeño pueblo pesquero del Golfo, al lado del Parque Nacional de Timanfaya, justo entre las Salinas del Janubio y la Laguna de los Clicos o Charco Verde.

Es todo un espectáculo ver sus entrelazadas cuevas de lava una vez golpeadas por las olas del mar, éstas saltan al aire formando unas nubes de agua impresionantes. Verdaderamente un paisaje digno de contemplar y fotografiar en Lanzarote.

Es increíble lo que la naturaleza puede llegar a hacer. Las lenguas de lava terminaron llegando al mar y crearon estos acantilados. Muy bonitos de ver y muy divertido… nosotros lo pasamos bomba colándonos por todos sus recovecos. Fue emocionante ver como el mar golpeaba contra las cuevas bajo nuestros pies y como nos subía la adrenalina cuando nos asomamos a los precipicios de este inhóspito lugar.

Es verdaderamente impresionante ver la fuerza de la naturaleza rugir furiosa en este acantilado. Más aún con marea alta cuando el espectaculo del embestir del oleaje es mayor. Al fondo pudimos disfrutar de la vista de numerosos volcanes. Es una parada imprescindible camino del bonito pueblo de El Golfo y el Charco de los Clicos que vereís en el próximo post.

En la imagen de arriba vemos el volcán o montaña Bermeja con su color que pasa del naranja al rojo y de este al morado. Cuenta con una playa del mismo nombre de arena negra justo enfrente.

Boca del infierno (Cascais, Portugal)

Los Hervideros nos recordó a nuestra visita a la Boca del Infierno (las 2 imágenes de arriba) en Cascais (Portugal). En esta villa costera nos encontramos un conjunto de formaciones rocosas de piedra caliza, erosionadas por el mar durante siglos, en las que el agua ha formado cavidades por donde se cuela provocando un sonido que ruge estruendosamente en los días de temporal, de ahí su nombre “Boca do Inferno” (Boca del Infierno).

Los Hervideros son un precioso sitio de arrecifes donde se puede contemplar la naturaleza pura, como el agua rompe contra las rocas y a ido formando los agujeros, los que llaman los “Ojos de Lanzarote“. Muy bonito también el contraste de colores: las rocas negras, el azul del mar y la espuma blanca que genera el oleaje… lugar precioso y sorprendente, como absolutamente toda la isla que te enamora, vale la pena la visita.

Charco Verde y El Golfo: Una explosión de colores

Timanfaya: Un paseo por la Luna sin salir de la Tierra

Boca del Infierno: El grito de las olas contra las rocas

Villa de Teguise: Uno de los lugares con más encanto de Lanzarote

Casa-Museo del Campesino y el Monumento a la Fecundidad