Rodeada por un paisaje de aspecto lunar, donde aristas de tierras arcillosas contrastan con las blancas cumbres de Sierra Nevada, aparece Guadix. Un auténtico escenario de película, donde cualquier época de la historia podría rodarse por sus calles. Desde el legado romano, la Alcazaba musulmana, la plaza con aire castellano, la bellísima Catedral, los conventos y palacios, hasta el barrio de las casas-cuevas. Realmente, Guadix es de Cine. Un plató del tamaño de una ciudad donde se grabaron más de 60 películas como Gitana (con Juanito Valderrama), Tepepa (con Orson Welles) y hasta Indiana Jones y la última cruzada de Spielberg.

Déjate seducir por Guadix porque te vas a enamorar como nosotros. Su barrio de las Cuevas, es único en Europa con más de 2000 cuevas habitadas por aproximadamente 4500 accitanos. Sus habitantes, sus rincones y sus chimeneas que te invitan a entrar a un mundo de ensueños. Sierra Nevada coronando los cerros, orgullosa de abrazar a Guadix. Sus rincones con historia… Hablamos de íberos, romanos árabes, cristianos, cada rincón nos habla de su pasado. Esta ciudad no deja indiferente a nadie. ¡No te puedes perder tanta belleza!…

Guadix es una ciudad y un municipio que forma parte de la provincia de Granada. Está situada en el centro de la Hoya de Guadix, a 915 metros de altitud en el declive norte de Sierra Nevada, siendo el núcleo de población más importante de la comarca, la cual está formada por 32 municipios.

Guadix es un importante núcleo turístico debido a sus monumentos, sus famosas casas-cueva y a la cercanía con la capital provincial de Granada, a unos 50 km., así como a la zona histórica conocida como La Alpujarra. De entre sus construcciones históricas, la Catedral de la Encarnación es una de las más importantes del país, declarada Bien de Interés Cultural en 1931, junto a la Alcazaba de Guadix, la cual fue declarada Monumento Artístico Nacional ese mismo año.

Guadix es uno de los asentamientos humanos más antiguos de España. El contraste de paisajes que ofrece el entorno natural en el que se encuentra situada la ciudad hace de ella un lugar para disfrutar con todos los sentidos. Como dijo el geógrafo francés Jean Sermet: “Guadix es una ciudad que no se debe describir; debe ser vista”.

Decidimos visitar Guadix desde Granada. Pasamos un día de lo más agradable. Visitamos la Catedral, paseamos por la plaza de las Palomas (la del Ayuntamiento) y subimos al trenecillo turístico que pasa cada media hora por la plaza de la Catedral que nos subió al barrio de las Cuevas. Te puedes bajar allí y visitar la ermita y la cueva museo que es muy interesante y cuenta con una gran variedad de cosas antiguas expuestas. Muy bonito también el mirador y muy interesante la cueva donde vivió el Padre Poveda.

Catedral de Guadix

La Catedral de la Encarnación de Guadix es un templo de culto católico construido en el siglo XVI sobre la antigua Mezquita Mayor y terminada a mediados del siglo XVIII. Presenta tres estilos arquitectónicos: gótico, renacentista y barroco.

Su exterior es monumental. La portada principal (imagen de arriba), es como un gran retablo con columnas, esculturas, pináculos y rosetones. El templo actual está formado por tres naves, posee numerosas capillas laterales y cuenta con tres fachadas: la principal, dedicada a la Anunciación; el norte, a San Torcuato; y el sur, a Santiago Apóstol. La Catedral está dedicada a la Encarnación de la Virgen y tiene como símbolo un ramito de azucenas.

En el interior destaca el Altar Mayor, la cúpula central con linterna, los detalles del coro, el romántico órgano y la escultura de La Piedad, una réplica perfecta de la gran obra de Miguel Ángel.

Plaza de las Palomas o de la Constitución

Al lado de la Catedral, pasando por debajo de un arco, que desde 1617 hasta julio de 1936, sustentaba el Balcón de Corregidores, se llega a la plaza de las Palomas o de la Constitución. Es y ha sido durante siglos, punto de encuentro de los accitanos.

La plaza de las Palomas data de los siglos XVI a XVII. Durante la dominación árabe, se situó aquí un mercado municipal con varias alhóndigas y la sede del sultán. Tras la conquista de Guadix se levantó, en 1498, el primer Ayuntamiento, donde se constituyó el Cabildo.

La plaza está diseñada a semejanza de las plazas mayores de otras ciudades castellanas. La de Guadix consta de un gran espacio rectangular rodeado por edificios, cuyos bajos son galerías porticadas, de arcos apoyados sobre columnas y capiteles jónicos. Algunos de estos están presididos por escudos en piedra con el águila bicéfala y la corona imperial característica de Carlos V.

En la plaza de las Palomas se encuentra el palacio consistorial, la oficina de turismo, correos, tiendas, bares, cafeterías, etc., es un lugar muy transitado tanto por residentes como turistas. Acoge espectáculos públicos durante todo el año, tanto religiosos como populares.

Mirador de la Magdalena

A continuación, subimos al mirador de la Magdalena. Situado sobre el cerro del mismo nombre, destaca por tener unas vistas panorámicas espectaculares de la ciudad de Guadix, destacando la Catedral y el Alcazaba (imagen de arriba).

Si miramos para el otro lado, veremos al fondo el barrio de las Cuevas. En el camino de subida podremos ver casas de origen mozárabe. En el interior del Cerro de la Magdalena también hay casas-cuevas habitadas que dejan asomar sus chimeneas al mirador.

Barrio de las Cuevas

Guadix siempre ha estado asociado a sus famosas casas-cuevas. Aquí vamos a encontrar unos de los barrios de Cuevas más grandes del mundo, con unas 2000 casas-cuevas habitadas actualmente por 4500 accitanos, siendo el conjunto más extenso de Europa.

Os recomendamos dar un paseo por el barrio de las Cuevas, subir al mirador Padre Poveda y entrar en alguna de las cuevas turísticas para ver cómo se vivía en otros tiempos. En el centro del barrio, también se puede visitar la Ermita Nueva, que se comenzó a construir en el año 1715, en piedra de sílex y con parte de la la misma excavada en la cueva.

Casa-Cueva del Jaraíz

Una de las casas-cuevas que visitamos por dentro fué la del Jaraíz. Os la enseñamos en estas fotos.

 

El barrio de las casas cueva de Guadix es un lugar donde la mayoría de sus casas están construidas dentro de cavernas en la montaña. La mayor parte fueron excavadas por el hombre gracias a la facilidad que otorga el terreno que componen las colinas que se encuentran alrededor de Guadix, principalmente la blandura de la roca de arcilla. Esto y la virtud de mantener temperaturas muy agradables todo el año, entre los 19 y 22 grados, hacen que los veranos sean mas amenos en esta zona del sur de Andalucía.

Centro de Interpretación de las Cuevas de Guadix

El barrio de las Cuevas recibe anualmente miles de visitantes que buscan conocer de primera mano esta singular forma de vida. Por supuesto, en el Centro de Interpretación de las Cuevas de Guadix nos van a dar toda la información necesaria sobre la historia y sobre por qué se vive de esta forma. Una visita muy interesante.

Casa-Cueva de José

Otro de las casas-cuevas para visitar es la de José, que se encuentra justo en la subida al mirador Padre Poveda.

Mirador Padre Poveda

En el barrio de las Cuevas, a pocos metros de la Ermita Nueva o Iglesia de Nuestra Señora de Gracia y del Centro de Interpretación, se encuentra el mirador de Padre Poveda.

Desde aquí, pudimos obtener una fantásticas vistas panorámicas del pueblo de Guadix y del barrio de las Cuevas. Sin duda merece la pena visitarlo, igual de impresionante que el mirador de la Magdalena.

Guadix de cine

En el mirador Padre Poveda se encuentra una silla de director, en cuyo respaldo se puede leer: “Guadix de Cine”. El contraste paisajístico que se abre ante los ojos del espectador, es un auténtico plató natural de cine, y eso, lo han sabido aprovechar los más de 60 directores que han rodado, en estas tierras, secuencias de sus películas. 

Junto a la locomotora de vapor Baldwin-La Guadix está habilitada una interesantísima exposición permanente de cine en la que se muestra el pasado cinematográfico de la ciudad: desde las películas Western a “Indiana Jones y la última cruzada” o el más reciente rodaje de la serie “Emerald city”. Guadix ha sido en la gran pantalla, Albania, Rusia, Turquía, los desiertos de Texas y Arizona, México, etc.

La cercanía de Guadix a Almería, cuna del Spaguetti Western, tanto en distancia como en paisajes, hizo que, entre los años 60 y 70, muchos directores de cine se fijaran en esta comarca. En Guadix se rodaron entre muchos films del oeste, las películas Por un puñado de dólares, La muerte tenía un precio, El bueno, el feo y el malo, todas ellas protagonizadas por Clint Eastwood. En 1974 Sean Connery volvió a Guadix, para interpretar, a Mulay el-Rasuli, en la película “El viento y el León”.

Casa-Cueva del Padre Poveda

Otra casa-cueva que tuvimos la suerte de visitar de la mano de Antonio, el amable y simpático guía, fue la que estuvo habitada por el Padre Poveda. Pedro Poveda (Linares, Jaén, 3 de diciembre de 1874 – Madrid, 28 de julio de 1936), canonizado por la Iglesia Católica en 2003 como San Pedro Poveda, y también conocido simplemente como Padre Poveda, fue un sacerdote católico, pedagogo y escritor, fundador de la Institución Teresiana.

Víctima de la persecución religiosa durante la Guerra Civil Española, fue asesinado en las tapias del cementerio de la Almudena. En el año 2016 se estrenó la película Poveda que narraba su labor socioeducativa en las cuevas de Guadix con los pobres que vivían en la ignorancia y la indigencia.

El recuerdo de la presencia y de la obra del Padre Poveda en Guadix, aún después de más de un siglo, sigue siendo muy significativo. Recorrer los lugares que él transitaba habitualmente en la ciudad, y especialmente, en el barrio de las Cuevas, es una experiencia inspiradora que permite comprender las raíces educativas y sociales que el Padre Poveda transmitió a la Obra Teresiana desde su fundación.


Además de la Ermita Nueva o Parroquia de Nuestra Señora de Gracia donde el Padre Poveda empezó una misión evangelizadora y educativa, merece la pena visitar, esta casa-cueva que habitó San Pedro Poveda durante sus estancias.

Ermita Nueva o Parroquia de Nuestra Señora de Gracia – Iglesia Cueva

Uno de los lugares imprescindibles que ver en el barrio de las Cuevas es la Parroquia de Nuestra Señora de Gracia o Ermita Nueva, también excavada sobre la roca. La zona cueva de la ermita se construyo en el siglo XVI, aunque en 1964 se inauguró un nuevo templo, anejo a la antigua ermita, convirtiéndose entonces en parroquia. Gracias a dos amables vecinos de la zona, pudimos ver el interior al completo con explicaciones de su historia.

La Parroquia de Nuestra Señora de Gracia o Ermita Nueva, se sitúa en la plaza de Pedro Poveda, y es uno de los templos cristianos más singulares que hemos podido visitar. Desde fuera su apariencia es la misma que las de otras iglesias, sin embargo, al entrar y dar unos pasos hacia el altar, todo cambia. En el lateral derecho se abre la sacristía, y tras ella un vano excavado en la misma roca, que nos adentra en un peculiar templo.

Destaca, presidiendo el altar, un soberbio lienzo de gran valor artístico de la Virgen de Gracia, de finales del siglo XVII. Ella es la patrona del barrio de las Cuevas. En el siglo XX, después de la Guerra Civil, la ermita pasa a ser parroquia, fue reconstruida en los primeros años del siglo XX y también en 1944.

No se puede entender el auge de la parroquia de Nuestra Señora de Gracia, sin la presencia del párroco Pedro Poveda. El Padre Poveda impactado por el analfabetismo y la pobreza de este barrio construyó, en 1902, las Escuelas del Sagrado Corazón de Jesús, en el barrio de las Cuevas de Guadix, donde se realizaron las innovaciones pedagógicas mejor valoradas del momento: educación al aire libre y una cierta agrupación de alumnado y recursos para una enseñanza activa e intuitiva.

La Ermita Nueva y el barrio de las Cuevas al completo, pasaron desapercibidos para las autoridades, por ser estos marginales. Sin embargo, es a partir del siglo XIX con la llegada de los Viajeros Románticos, cuando el fenómeno de “las cuevas”, para ellos exótico, tomó un auge considerable.

La cueva-ermita se desarrolló como todas las viviendas del entorno, sin una organización espacial específica. Entre las múltiples salas hay una que hace de templo para oficiar misa. Dispone de altar mayor diferenciado tras un arco toral y un púlpito elevado, excavado también en la tierra arcillosa.

La Alcazaba

Al fondo de la imagen de arriba se puede ver la Alcazaba de Guadix desde el mirador de la Magdalena. De origen árabe, fue construida en torno al siglo XI durante la Taifa de Granada, para proteger a la ciudad de invasores, principalmente cristianos, y fue ampliada durante la época nazarí. Tras la conquista de los Reyes Católicos en 1489, comenzó el abandono de la fortaleza. Posteriormente, fue restaurada. En el año 1931 fue declarada Monumento Artístico Nacional.

Está formada por una gran muralla y varias torres cuadradas. El principal material empleado en la torre fue el tapial, dándole a la Alcazaba un aspecto rojizo. Es el mejor exponente de la cultura árabe en Guadix. Actualmente, está cerrado al público aunque se están ejecutando algunas reformas para que sea posible su visita.

Palacio Villalegre

Otra cosa para hacer en Guadix es recorrer sus calles y pararte a ver el original Palacio de Villalegre, uno de los edificios más significativos de la ciudad. Fue construido en el siglo XVI por mandato de la familia Fernández de Córdoba, sobre otra construcción anterior musulmana. En 1685 pasó al marqués de Villalegre, José Manrique de Frana. Desde ese momento el palacio recibió el nombre con el que hoy lo conocemos.

Ha sido vivienda, cuartel de la Guardia Civil, corrala de vecinos, escenario de conciertos y otros eventos. Se trata de un palacio solariego con un bello patio interior rodeado por columnas con arcos de medio punto; a destacar también su fachada sur, flanqueada por torres con arcadas típicas de la arquitectura mudéjar de la ciudad. Este inmueble es del estilo renacentista, en su fachada se pueden ver aún los escudos nobiliarios.

Teatro Romano

Junto a la Catedral, quedan los restos del Teatro Romano de Guadix construido en el siglo I d.C. bajo el mandato de Tiberio. Fue descubierto en 2008 de forma fortuita durante las excavaciones para las obras de un aparcamiento. Tiene 6000 metros cuadrados. El teatro fue expoliado en la época andalusí, aunque, al quedar cubierto de lodo por una inundación, se salvó gran parte del mismo.

Guadix ha supuesto una grata sorpresa para nosotros. No sospechabamos de los muchos alicientes que ofrece este bonito lugar. Además de las conocidas casas-cuevas, descubrimos una ciudad con una Catedral imponente y unas calles que tienen un aire italiano lleno de encanto. En definitiva, un tesoro por descubrir.

Visitas Guiadas a Guadix  AQUÍ

Resultado de imagen de VISITA GUADIX

La Calahorra: Espectacular castillo con Sierra Nevada de fondo

Granada: Una ciudad para sentirla