Hemos disfrutado de lo lindo del Complejo Rural Molino de Badalejos. Es imposible describir en pocas palabras todo lo bueno que tiene este lugar. El enclave es inmejorable y el contexto es un auténtico remanso de paz. Las distintas viviendas que comprenden el edificio del antiguo molino están decorada con buen gusto, limpias y cuidadas. Los espacios son abiertos y confortables. Las habitaciones, dignas de un buen hotel. Los servicios que ofrece son todo un acierto. Paco y su socio son pura amabilidad, cercanía y dedicación. Felicidades de nuestra parte, ojalá podamos volver. Ni qué decir tiene que lo recomendamos 100%.

Lo más destacado de este lugar es que la edificación en sí es un antiguo molino de agua del siglo XVIII. El complejo cuenta con una piscina salada y bellos jardines ubicados en una parcela de más de 5.000 metros cuadrados con pintorescas fuentes y corrientes de agua.

Éste bello complejo rural se encuentra ubicado en Los Badalejos, una pedanía de Medina Sidonia, a 10 km. de ésta. A unos 20 km se encuentran algunas de las playas más importantes de la provincia de Cádiz.

Habíamos visto en internet toda la información y fotos del Complejo Rural Molino de Badalejos, pero cuando llegamos, éste superó todas nuestras expectativas. Nos pareció todo muy original, sobre todo el antiguo molino en sí. A pesar de haber estado en más de 70 hoteles de súper lujo, éste complejo rural no tiene nada que envidiarles…

La remodelación y transformación del antiguo molino es muy curiosa y pintoresca. Aunque sin duda la piscina, los jardines y la parcela con árboles, flores y mucha vegetación, es lo mejor que tiene. Además como se compone de 4 apartamentos, está muy bien para reservar en familia o con amigos. Podéis estar todos juntos pero sin perder intimidad. ¡Muy bueno!.

Piscina de agua salada

El lugar cuenta con una piscina de agua salada. Alrededor de ella, bonitos jardines y tumbonas donde poder tomar el sol.

Es un sitio muy tranquilo, donde además de gozar de buenos chapuzones en la piscina, puedes disfrutar de una barbacoa con tu pareja, en familia o con amigos.

Aunque la piscina es compartida con las 4 viviendas del complejo rural, disfrutamos de toda ella para nosotros solos. ¡Una gozada!.

No podía faltar el famoso salto de cabeza para inaugurar la piscina de cada lugar jajaja. Además, el agua estaba a una temperatura perfecta.

No hay nada más bello que el azul del agua…🏊‍♂️🏊‍♂️🏊‍♂️

Ante las altas temperaturas a las que estamos expuestos los andaluces por la asfixiante calor del verano, cualquier «charco» es bueno para combatir el calor extremo. En este caso, no hay nada mejor que un buen chapuzón en una piscina en un entorno rural. Y más aún con el problema actual que estamos atravesando, donde acudir a cualquier playa parece que va a ser una tarea casi imposible por las restricciones impuestas.

Jardín, fuente y cascada

En la parte de atrás, hay un exuberante jardín, una rueda que se usaba en los antiguos molinos de agua, una preciosa fuente con nenúfares y peces y un salto de agua al final del recinto.

Los molinos de los Badalejos corresponde a las industrias del agua de la zona norte de la mesa. Su origen es árabe. En 1811 en la Guerra de la Independencia, en una escaramuza previa a la batalla de Chiclana, éstos molinos, tuvieron un protagonismo especial.

Los molinos harineros hay que situarlo en la época musulmana. En aquellos lugares donde la cantidad de agua no era suficiente, los árabes construían azudes o pequeñas presas. Para moler se utilizaban dos grandes piedras circulares (como la que se ve en la foto de arriba), con un agujero en medio, en el cuál se metían las poleas. La fuerza del agua movía las piedras, que molían el grano. Se trataba de aprovechar los saltos de agua producto de los desniveles naturales del terreno en los que se situaban los molinos de rueda horizontal. En los Badalejos tanto como en Casas Viejas, la Morita, o en Cucarrete todavía hay huellas de este sistema de molinos hidráulicos entrelazados.

Uno de los elementos más característicos de la sociedad preindustrial son los molinos hidráulicos, harineros o maquileros. En Benalup abundaban, debido a su riqueza en agua. Se molía cebada, habas, maíz, garbanzos… y, sobre todo, trigo. Su transformación se llevaba a cabo mediante la molienda del grano en molinos hidráulicos, aprovechando los arroyos o los acuíferos como fuentes y pozos. El hecho de situarnos en una mesa ha posibilitado la existencia de riquísimos mantos acuíferos que afloran en fuentes o cursos fluviales como en los casos de los Badalejos al norte, Cucarrete, en el oeste, en la dehesa de Benalup o en el propio Casas Viejas. El del monasterio del Cuervo se sitúa en torno al curso de un río, el Celemín.

  

En la actualidad, esta industria del agua a través de los molinos harineros se ha perdido. Los molinos eléctricos han sustituido a estos molinos de agua, que junto con las huertas constituyen dos señas de identidad de la economía tradicional de la zona, impuesta ya desde el tiempo de la ocupación musulmana. Pero no sólo ha desaparecido el molino harinero, sino todo un mundo que lo acompañaba como el segador o los arrieros que transportaban el trigo al molino. Al mismo tiempo que se ha perdido todo lo que significa el aprovechamiento de los recursos endógenos… ¡Una pena!.

Nuestras mascotas

Con la llegada del verano la opción de ocio y turismo se dispara, especialmente si hablamos de actividades al aire libre. Si, además, eres de los afortunados que puede disfrutar de la compañía de un perro (u otra mascota), por suerte, la opción de turismo y escapadas con mascotas ha aumentado exponencialmente en España a lo largo de estos últimos años. Ya son muchos los hoteles, restaurantes y playas entre otros que se han animado a colgar el letrero de “Pet Friendly” en sus puertas. Y lo mejor para nosotros, que tenemos a Maya, es que afortunadamente los conejos son considerados como perros en los hoteles “Pet Friendly”.

Que buena modelo es nuestra niña perruna jajaja🐕❤.

Nuestra pequeña Mayita es tan tierna y adorable…🐇❤

Como ya hemos comentado alguna vez, Maya es una conejita de raza angora inglés. Como todos los conejos es súper inteligentes, la mascota ideal. Como muchos ya sabéis, Maya anda por la casa suelta permanentemente, su jaula está abierta todo el tiempo y solo entra en ella para hacer sus necesidades. Es super limpia, ella misma se asea lamiéndose como un gato, no huele absolutamente y no hay que bañarla. Es preciosa, cariñosa y le encanta que le la acaricien y le demos masajitos. Sencillamente una coneja viajera inigualable…

No me digáis que no es para comérsela pero… a besos🐇🐇🍬❤

Apartamentos

Los apartamentos del Molino de Badalejos conservan muchos detalles de la construcción original, como los techos con vigas vistas de madera. Cada habitación cuenta con baño privado, ventiladores de techo, nevera, TV y dos de ellas con salón y chimenea. También hay una cocina compartida.

 

Acabamos de llegar y Amor y Maya una vez que han inspeccionado el lugar, se disponen a descansar, y es que las dos llegan siempre cansadas de tanto viaje. Desde que están en nuestras vidas nuestras “niñas”, se nos hace muy difícil viajar sin ellas. Y es que aunque es un esfuerzo trasladarlas con su equipaje con nosotros nos compensan con su linda compañía.

Los Badalejos, donde se encuentra el complejo rural, es una pedanía de unas veinte familias de la histórica Medina Sidonia y se encuentra a cinco kilómetros de la anárquica y universal Casas Viejas. Sus habitantes nacieron a la sombra de los vecinos colonos de la “Yeguada“, hoy San Jose de Malcocinado.

En cuanto a los encantos turísticos de Los Badalejos, esta pedanía está rodeada por un afluente del Barbate y por un místico arroyo que esconde una leyenda negra aunque su agua es muy trasparente. Como las legendarias tierras de la Mancha, cuenta con tres antiguos molinos (unos de ellos es este complejo rural), no de viento sino de agua, en los que se molía el trigo a comienzos de siglo. 

En los alrededores del complejo rural pudimos divisar todo tipo de animales como toros, vacas, cerdos, muchos pájaros en general y sobre todo cigüeñas, perros, gatos, etc. 

Venta El Casarón

La oferta gastronómica de Los Badalejos está influenciada por el ambiente serrano de la comarca y por una comida de lo más innovadora en el restaurante “El Caserón“.

La Venta del Casarón, regentado por los mismos dueños del Complejo Rural Molino de Badalejos, es una combinación perfecta de calidad y autenticidad para los paladares más exigentes.

Molino de Badalejos es una maravilla rural. Precioso alojamiento rústico con estupenda piscina de agua salada en un entorno natural súper relajante donde los protagonistas son el verde de toda la vegetación y azul del agua. Pedro es un gran anfitrión y su socio y trabajadores tambien muy amables. Atentos en todo momento y dispuesto para hacer la estancia lo mejor posible. La ubicación es genial si buscas tranquilidad y desconectar.

Reserva tu hotel con nosotros y llévate un 10% de descuento de regalo AQUÍ

Más hoteles visitados por nosotros AQUÍ

Medina Sidonia: Balcón de la Bahía de Cádiz

Vejer de la Frontera: Paraíso blanco