Andorra la Vieja​ (Andorra la Vella en catalán y oficialmente)​ es la capital y una de las siete parroquias en la que está dividido el Principado de Andorra. Se encuentra situado en el corazón de los Pirineos entre Francia y España y es atravesado por el río Valira. A una altitud de 1.122 metros, es la capital de estado de mayor altitud sobre el nivel del mar de toda Europa.

Andorra cuenta con más de mil años de historia. La presencia humana en el principado se remonta a antes de la era cristiana. Es mencionada por primera vez en el acta de consagración de la catedral de la Seo de Urgel en el año 839. Cuenta con iglesias románicas, museos, bodegas de vino… y se puede disfrutar de actividades de montaña y aventura. De los deportes de invierno como el esquí, de las tiendas, los spas, senderismo, escalada, barranquismo y mucho más.

Andorra es un pequeño país soberano constituido en estado independiente, de derecho, democrático y social. Sus encantadoras villas se esparcen por los valles andorranos, que durante el invierno se cubren de nieve y esquiadores. Es el único estado que tiene en exclusiva como idioma oficial el catalán. El aeropuerto de Andorra-La Seu sirve como la principal conexión aérea del país, situado en la provincia de Lérida a apenas 30 kilómetros de la ciudad. Los principales aeropuertos internacionales cercanos se encuentran en Toulouse, Gerona, Perpiñán y Barcelona.

Con menos de 500 kilómetros cuadrados, es uno de los países más pequeños del mundo, pero con muchos atractivos turísticos. La principal fuente de ingresos es el turismo y el sistema bancario en el que no se pagaba impuestos. Es también un popular destino de compras debido al bajo nivel impositivo del país y por ser un paraíso para los esquiadores. Grandvalira es la estación de esquí más grande de los Pirineos y del sur de Europa. En Andorra también se encuentra el spa más grande y lujoso de Europa: Caldea.

Nuestra visita a la capital del principado, Andorra la Vella, empezó en el parque Central.

Parque Central

Situado en pleno centro de Andorra la Vella, al lado del río Valira, se halla el parque Central. Este parque es el espacio verde urbanizado más grande de la capital, con una extensión de 33.000 m². En este lugar nos encontramos un lago con patos, cafetería, diversas plantas y flores, zonas de juegos infantiles, estatuas…

Aquí hallamos una pradera en la que andorreños y turistas bajan a descansar o desconectar de la ciudad. Un pulmón verde dentro de otro aún mayor como son las enormes montañas que lo rodean. Fue diseñado por el arquitecto Daniel Fontova.

Un parque muy limpio y cuidado, ideal para tumbarse, leer, pasear, correr….

Este parque, no lo teníamos incluido en nuestro itinerario de Andorra la Vella, lo divisamos por casualidad y sin duda nos sorprendió. Uno de los lugares más bonitos que vimos en la capital del principado.

Paseo por la ribera del río Valira

Después de ver el parque Central, pusimos rumbo a la calle principal del principado, dando un bello paseo por la ribera del río Valira, con las majestuosas montañas de fondo.

Los puentes que atraviesan el río Valira son muy pintorescos.

Río Valira

El Valira es un pequeño río pirenaico, afluente del Segre, que baña prácticamente todo el Principado de Andorra y a su paso por la capital se torna espectacular. Su longitud es de 44 km.

El río Valira nace en el Circ dels Pessons, en la parroquia de Encamp (Andorra) y atraviesa el país de norte a sur, para desembocar en el río Segre una vez superada Seo de Urgel (Lérida, España). El curso del río forma una Y en su recorrido. Los brazos superiores estarían representados por el llamado río Valira del Norte y el Valira de Oriente. Ambos se unen en la población de Escaldes-Engordany, a partir del cual el río toma el nombre de Gran Valira.

“Nobleza de los tiempos” de Salvador Dalí

Andando por el margen del río Valira, llegamos a la céntrica plaza de la Rotonda, donde se encuentra la estatua “Nobleza de los tiempos” de Salvador Dalí. La obra, fechada entre 1977 y 1984, está realizada en bronce y tiene 4,90 metros de altura, pesando unos 1.400 kilos.

La escultura pertenece a una de las series de relojes derretidos que fueron creadas por Dalí para simbolizar el paso del tiempo. El reloj, que se funde en torno a un tronco de árbol, luce encima de él una corona, que según el artista representa el dominio del tiempo sobre la humanidad. Lleva instalada desde 2010 en este lugar, siendo todo un reclamo para el turista. Es un sitio ideal para poder hacer una buena foto de la escultura con el río Valira, el puente de París y las montañas al fondo.

Puente de París

El puente de París es uno de los iconos de la ciudad. Su bonita estructura le da un toque de modernidad. Fabricado con enormes tubos y cuerdas de hierro, está culminado por una enorme bola. Este puente facilita el paso entre Escaldes-Engordany y Andorra la Vella. Fue idea de los ingenieros Leonardo Fernández Troyano y Guillermo Ayuso. Se inauguró en el año 2005.

A continuación, dimos una vuelta por la avenida de Meritxell, al lado de este lugar.

Avenida Meritxell

La avenida de Meritxell es la calle central. Ocupa una línea de más de 10 km ocupada por 1.500 tiendas y varios centros comerciales. La tradición de “compras de Andorra es uno de los atractivos de la ciudad y del país entero. Podéis encontrar todo tipo de productos (especialmente electrónica, alimentación, farmacia, ropa, calzado, joyerías, cosmética, perfumes…) a precios muy competitivos.

Esta avenida es la más conocida de la ciudad y de todo el país. Es verdad que ya no hay tantas ventajas económicas como había antes, pero aún así sigue habiendo grandes rebajas. Además, es también una zona en la que abundan los restaurantes o los bares. En definitiva, un lugar imprescindible si visitas la ciudad.

También se puede encontrar varios centros comerciales y grandes almacenes como Pyrénées (imagen de arriba), Escale e Hyper Andorra. En esta zona comercial, también tienen la sede principal casi todos los bancos del país. La avenida lleva el nombre de la patrona de Andorra, la Virgen de Meritxell.

Tus vacaciones de Navidad en Andorra estarán llenas de magia que podrás compartir con toda la familia. Muchos planes te esperan, repletos de magia y color. Espectáculos de luces y sonido, una muestra de villancicos, talleres, juegos y la visita de Papá Noel. Un sinfín de actividades que harán que disfrutes de unas Navidades mágicas llenas de encanto…

De camino a la Iglesia de Sant Esteve, nos encontramos con este encantador perrito.

¿Habéis visito alguna vez unos ojos más bonitos que los de esta preciosidad de husky siberiano?.

Iglesia de Sant Esteve

La Iglesia de San Esteban (Sant Esteve) fue levantada en el siglo XII y restaurada en el siglo XX. Es una iglesia románica que conserva de sus orígenes el ábside y el campanario. Es una propiedad protegida inscrita en el Patrimonio Cultural de Andorra.

Monumento Àngel del Trapeci

Después de ver la Iglesia de Sant Esteve, nos dirigimos a la Casa de La Vall. Por el camino, pudimos ver algunas esculturas, como el monumento Àngel del Trapeci. Escondido en una especie de cubo, representa un ángel femenino subido a un trapecio sobre el que descansa y todo ello hecho de hierro forjado. Fue construido en el año 2008 por el argentino Fernando de Blasi.

Monumento al Contrapàs

A continuación, vimos el conocido como monumento al Contrapàs. Dedicado al baile típico de Andorra, similar a la sardana, fue construido en el año 1977.

Casa de la Vall

La Casa de la Vall es la antigua sede del parlamento de Andorra (Consell General). El edificio fue construido en 1580 como casa solariega de la familia Busquet. Tiene una estructura similar a las masías catalanas, hecho de piedra y en su fachada muestra dos escudos de Andorra: el antiguo y el actual.

Historia, belleza, importancia política… Muchos son los motivos que convierten a la Casa de la Vall en uno de los monumentos más simbólicos de Andorra la Vella.

Monumento a la Danza

Justo delante de la Casa de la Vall, se encuentra el monumento a la danza. Una escultura hecha por Francesc Viladomat y que representa a dos típicos bailarines danzando el baile tradicional de Andorra con los trajes adecuados para la ocasión.

En la misma plaza donde se encuentra la Casa de la Vall, hay un mirador con fabulosas vistas de toda la ciudad y las montañas, ya que está situada en un alto. De hecho, para subir hasta este lugar y bajar, hay un ascensor gratuito. Delante del mirador, se puede apreciar unos altos postes metálicos con esculturas humanas conocida como 7 poetas, que aportan el toque moderno a esta zona de la ciudad.

Esculturas 7 Poetas

Desde el año 2014, se puede disfrutar de las esculturas 7 poetas. Situadas delante del Consell General, se trata de un conjunto original de esculturas de 2 metros situadas en lo alto de mástiles de 10 metros, lo que las hace imponentes. Son 7 porque 7 son también las parroquias de Andorra y han sido creadas por el artista Jaume Pensa. Representan figuras humanas en calma y reflexión. Además, algo curioso es que cuando cae la noche, estas esculturas se iluminan de diferentes colores.

Caldea

El Centro Termolúdico Caldea es un balneario de aguas termales situado en las proximidades del río Valira en Andorra. Es el balneario más grande de Europa y se encuentra en un impresionante edificio de diseño vanguardista que llama la atención por sus formas y su original torre de 80 metros de altura.

Un lugar espectacular para relajarse, que os mostraremos en el próximo post.

Andorra la Vella no es sólo un lugar de compras, sin duda nos sorprendió para bien. El parque Central, dar un paseo junto al río Valira, admirar las espectaculares montañas que rodean a la ciudad, sus monumentos, Caldea…

Centro Termolúdico Caldea: El balneario más grande del sur Europa

Mirador Roc del Quer: Los Pirineos a vista de pájaro